Resulta curioso pensar en cómo nos ven los turistas de otros lugares. En este caso, son los americanos los que cuentan qué es lo que les resulta más extraño de viajar por Europa. Y sí, también ellos viajan a nuestros países por medio de viajes organizados.

Sorpresas para todos.

Turistas procedentes de otros países que visitan Estados Unidos están desconcertados por muchos aspectos: el gran tamaño de las porciones de comida, ardillas o el hueco entre las puertas de los baños, por nombrar algunos. Sin embargo, los turistas americanos están igual de perplejos por algunos aspectos de la vida cotidiana en países europeos.

Reddit pidió a los americanos que compartieran sus momentos más desconcertantes en sus viajes a Europa. Estas son algunas de las mejores respuestas.

Aparentemente, intercambiar cumplidos no es siempre bienvenido en Alemania, pero hacer preguntas con frecuencia sí que lo es.

Basta de cháchara, por favor.

Un usario de Reddit, señalaba que los aldeanos de cierta edad en Alemania no tienen mucha paciencia cuando se les dice cumplidos, pero les encanta, sin embargo, abrirse a los turistas y contestar a sus preguntas.

“(…) la gente mayor de pueblos puede parecer muy malhumorada y tacaña y nunca te sonreirán ni te responderán si les dices “hola” o “buenos días”. Pero si les preguntas algo importante, como cómo llegar a un museo, emplearán 15 minutos explicándote la forma más rápida para llegar, el camino exacto por el que ir, todas las cosas interesantes que puedes hacer durante el camino, por qué tal museo en realidad no es tan bueno y si deberías visitar otro, todas las formas posibles de ir al mejor museo, y dónde solía vivir su abuela antes de la guerra”.

Todo está cerrado los domingos.

El momento más confuso para algunos turistas mientras viajaban por Europa fue darse cuenta de que nada permanecía abierto los domingos.
Este es el testimonio de uno de ellos: “Te das cuenta de que todo está cerrado los domingos, porque el domingo es sagrado” escribía. “No necesariamente en un sentido religioso, pero en el sentido de que el domingo es el día libre para los europeos”. El momento más confuso para algunos turistas mientras viajaban por Europa fue darse cuenta de que nada permanecía abierto los domingos.
Este es el testimonio de uno de ellos: “Te das cuenta de que todo está cerrado los domingos, porque el domingo es sagrado” escribía. “No necesariamente en un sentido religioso, pero en el sentido de que el domingo es el día libre para los europeos”.

El momento más confuso para algunos turistas mientras viajaban por Europa fue darse cuenta de que nada permanecía abierto los domingos.
Este es el testimonio de uno de ellos: “Te das cuenta de que todo está cerrado los domingos, porque el domingo es sagrado” escribía. “No necesariamente en un sentido religioso, pero en el sentido de que el domingo es el día libre para los europeos”.

En Praga, la cerveza es más barata que el agua.

A otros usuarios que viajaron por Europa les resultó curioso ver cómo en algunos lugares comprar cerveza ese mucho más barato que comprar agua.

Hay ruinas antiguas por todas partes. 

Las antiguas columnas romanas de 2.000 años de antigüedad y ruinas de todo tipo se conservan con especial cariño en Europa, algo que sorprende mucho a los americanos, especialmente cuando se trata de reliquias que se encuentran en casas privadas y que, aparentemente, no tienen gran importancia para el público en general. Lo antiguo es muy valorado en Europa como parte de su cultura.

Cenar fuera en París puede durar horas.

Algunos usuarios también han señalado que se sintieron sorprendidos al comprobar que en París las cenas podían durar horas por lo que se tardaba en atenderte.

En Portugal se come tarde.

Según algunos usuarios, los portugueses, a la hora de cenar, son auténticos búhos porque lo hacen muy tarde. Sorprende ver que a las 21:00 algunos restaurantes puedan estar totalmente vacíos y que comiencen a llenarse a las 22:00.

Inglaterra parece no tener insectos.

Londres parece estar desprovisto de insectos según algunos usuarios que viven en lugares de Estados Unidos donde están rodeados de ellos. Se sorprendían al no encontrarse con ninguno o, a lo sumo, con una mosca durante su estancia.

Conducir en Italia es la ley de la selva.

Para algunos americanos, conducir en Italia parece no tener reglas sobre distancia a dejar entre un coche y otro o en relación a cualquier obstáculo. Las distancias, según su punto de vista, se llevan al límite.

España parece estar plagada de cigüeñas.

Un usuario en concreto estaba sorprendido por el gran número y tamaño de las cigüeñas que había en España, y lo tranquilo que parecía todo el mundo respecto a esto.
En su testimonio declara. ‘Íbamos conduciendo por España, y en un lado de una de las carreteras, vimos estos enormes nidos de pájaros en lo alto de los postes de energía eléctrica. Eran por lo menos dos veces más grandes que el tamaño de los nidos de águila que había visto. ¡Y había muchísimos!’ Sobre todo, le sorprendía que las personas no se pararan a hacerles fotos.
Visto desde su perspectiva, podemos darnos cuenta de las diferencias entre costumbres y culturas, lo que nos hace tener aún más ganas de viajar. ¿No te parece? Pásate por nuestras oficinas y consulta nuestras próximas escapadas si quieres apuntarte a uno de nuestros viajes organizados.