En España existen numerosos tipos de calas. Podemos encontrar dos mares, el mar Mediterráneo y el golfo de Vizcaya, y un gran océano, el Atlántico. A continuación, puedes encontrar una lista con algunas de las mejores calas de España.

Cala de Lagoelas (Cangas, Pontevedra)

Esta pequeña cala se encuentra en la Ría de Aldán y tiene 50 metros de piedras y arena, rodeada de vegetación. Sus aguas permiten disfrutar de la tranquilidad que buscamos al perdernos en playas casi desiertas y disfrutar del sonido del viento y de las olas. Para llegar a esta cala hay que seguir un sendero durante 15 o 20 minutos desde la playa de Menduíña.

Playa Arnela (Sada, A Coruña)

Esta playa cuenta con 150 metros de largo y una paz difícil de conseguir en ninguna otra parte. Cerca de la playa hay numerosas opciones para hacer senderismo, como la ruta “Costa Dulce”, que lleva hasta la cala. Otra opción es acceder a la playa en barco.

Cala Areosa (Ribadeo, Lugo)

Esta pequeña cala de 50 metros de largo es uno de los rincones más maravillosos de Lugo donde encontrar tranquilidad, gracias a su baja afluencia de visitantes y su fácil acceso a pie. Uno de sus puntos fuertes son sus acantilados. Aunque no sea la típica playa de arena para tumbarse, es una playa preciosa para dar un paseo.

Playa del Silencio (Cudillero, Asturias)

Esta playa es más conocida que algunas de las mencionadas en esta entrada. En la ciudad de Castañeras encontrarás varias indicaciones para llegar a la playa. Puedes dejar el coche allí e ir a la playa andando ya que es de fácil acceso a pie y las vistas durante el trayecto son mágicas.

Cala Sakoneta (Deba, Gipúzkoa)

Situada en el Geoparque de la Costa Vasca, esta cala se caracteriza por los llamados flysch, formaciones rocosas en las que una capa de sedimento blando se intercala con una capa de sedimento duro. El primero, al ser mas susceptible a la erosión deja al descubierto capas de material duro.

Cala del Molí (Sant Feliu de Guíxols, Girona)

Esta cala es única por su gran atracción, la via ferrata que recorre los acantilados, la única en Europa situada sobre el mar.

Cala Estreta (Palamós, Girona)

Para acceder a esta cala en la Costa Brava, hay que andar 40 minutos desde la playa Es Castell, tomando el camino hacia el norte por el interior. El camino valdrá la pena por su gran valor natural y paisajístico.

Calas Macarella y Macarelleta (Menorca)

No hemos podido evitar elegir dos calas que en verano están llenas de gente. Pero este hecho está más que justificado. Estas dos calas tienen unas vistas impresionantes de aguas turquesas. Si deseas visitar las dos, podrás disfrutar haciendo deporte desde Macarella hasta Macarelleta por un sendero muy agradable. Por otra parte, Macarella cuenta con servicio bar, mientras que Macarelleta no. Sin embargo, lo que hace particular a esta última es que es una playa nudista, que es por lo que se le conoce.

Cala en Baster (Formentera)

Lo primero que debes tener en mente antes de visitar esta cala es que es totalmente rocosa, por lo que su encanto no se debe a su arena fina y blanca. Por tanto, lleva un calzado apto para andar. Para acceder a ella debes dejar tu coche y descender por un sendero que rodea el acantilado.

Cala San Pedro (Las Negras, Almería)

Hay dos opciones para llegar a la cala. La primera opción, y quizá la más emocionante, es por un sendero del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar: el sendero de San Pedro – El Plomo – Agua Amarga. Desde Las Negras hasta la Cala San Pedro tendrá que caminar 2 kilómetros de paseo agradable en contacto con la naturaleza. La otra opción es llegar a la cala en barco.

Playa de Los Lances (Tarifa, Cádiz)

Esta es una de las mejores playas para practicar kitesurf, una de las muchas actividades que puedes practicar en la naturaleza en Andalucía. Por eso, el cielo está lleno de cometas, un verdadero espectáculo para contemplar.

Playa La Zamora (Fuencaliente, La Palma)

Las playas negras del archipiélago canario atraen a los turistas por muchas razones: su color, la presencia de volcanes cerca de muchas de ellas o la paz que puedes encontrar en ellas. Esta playa reúne la primera y la última de las razones anteriores.

¿Cuál de ellas te animas a visitar primero?